advertencia legal

La intención de este sitio no es fomentar la piratería y la tenencia ilegal de música. El material que puede escucharse en el mismo es solo para dar a conocer y difundir los trabajos de las bandas de Heavy Metal que nos gustan, por lo tanto si te interesa lo que escuchas o ves compra el original y ayuda a que las bandas sigan trabajando para deleitarnos.

viernes, 29 de mayo de 2009

Tarja Turunen, ella y su voz

Tarja Turunen regresó a la Argentina el sábado para ofrecer la primera de las cuatro funciones, a tan solo ocho meses de su debut como solista. El Teatro Flores fue el lugar elegido para la fecha inaugural.

A simple vista, lo único que diferenciaría a estos shows con respecto al del 6 de septiembre era la salida momentánea del virtuoso guitarrista de Angra, Kiko Loureiro, por cuestiones laborales, y el ingreso del ignoto pero no menos efectivo Alex Scholpp (ex Farmer Boys). El resto se mantendría tal cual el año pasado (Mike Terrana, María Ilmoniemi, Doug Wimbish y Max Lilja), aunque el vínculo entre los propios músicos marcaría un claro contraste. Solo deberíamos esperar a que se sucedan los hechos.

Distintas muestras

La primera banda invitada, Solsticio, arrancó su set a las 18.20, tal cual estaba estipulado. Su experimento, que deambula entre el gothic metal y el tango, debe consolidarse y buscar su mejor forma. Durante el sábado dieron una pequeña muestra de lo que pretenden. “Free (me)” y “Fairytale dream”, dos de las composiciones que interpretaron. Aplausos para ellos por intentar mostrar algo diferente.

Después llegó el turno del heavy metal tradicional de la mano de Eternal. Aprovecharon el show para adelantar canciones de su placa debut, “Larebelión del espíritu” (está próximo a salir), como por ejemplo “Antes del fin” y “Sin mirar atrás”. El público se mostró frío; sin embargo, al momento del cover de Iron Maiden, “Run to the hills”, la monada reaccionó de gran manera.

Por último, la gente de Dark Whisper despertó el interés con su clásico gothic metal, especialmente por la fusión de voces de sus dos cantantes femeninas. A pesar de no hacer nada novedoso, se las rebuscaron para exponer lo suyo dignamente. Sonaron canciones de su EP, tales los casos de“March of glory” y “Hades”. Como era de esperar, las versiones de After Forever y Rhapsody hicieron mover la patita en mayor medida.

Simpática la finesa

Sin la grandilocuencia del show debut, Tarja Turunen apareció con un tapado blanco cantando los primeros acordes de “Lost northern star”, luego de una brevísima introducción. Solo 45 segundos después y acompañados por un impacto de luces, se ensamblaron sus músicos. Con un sonido impecable desde el inicio, el cual se iría perfeccionando aún más, la banda en su conjunto y sus integrantes en particular, comenzaron a demostrar sus atributos.

Durante el transcurso del segundo tema, “My little phoenix”, Tarja levantó al público (algo apático en la apertura) con un simple “Buenos Aires”. A partir de allí, la euforia y el entusiasmo de sus fans irían avanzando a pasos agigantados. Tras un saludo previo, la vocalista comentó que en su primera visita con Nightwish en el 2000 había tocado “She is my sin”, marcándolo como un momento especial de su vida. Continuaron con “Damned and divine” y “Sleeping sun”, de Nightwish.

A Tarja se la vio transitando diferentes estados de ánimo, dependiendo de la circunstancia. Por momentos se la observaba muy alegre, por otros emocionada, por más que siempre se mostraba muy enérgica y participativa. La pequeña escalera que tenía incorporado al escenario provocaba que sus fans estén muy cerca de ella. Cabe señalar que la utilizó en varias oportunidades, como por ejemplo, en “I walk alone”, en donde todos se arrimaron para darle muestras de cariño.

La seleccionadora

Tal como se había visto el año pasado, los extraordinarios músicos que la acompañan comprenden su rol de sesionistas, dejando de lado su virtuosismo en función de que la espléndida y maravillosa voz de la finesa enaltezca a los espectadores. Sin embargo, en esta ocasión, los músicos tuvieron un mayor protagonismo. Mike Terrana (actual Masterplan y Savage Circus), en batería, fue nuevamente el único que tuvo su segmento especial, quién a través de sus malabares y manejo completo del instrumento, enloqueció a todos.

Mientras el grupo descansaba por dos minutos, el escenario quedaba iluminado por lucecitas que simulaban ser estrellitas. “The seer” y la nueva“Enough”, junto a otro cover de Nightwish, “The kinslayer”, formaron parte de una trilogía que pegó fuerte en la gente. “Muchas gracias por ser parte de nosotros”, la frase de despedida que Tarja le dedicó a sus fans. Tras “Oasis”  y los saludos pertinentes, parecía que el show había llegado a su fin, pero la insistencia de la gente los llevó a interpretar “Wishmaster” como tema final.

Si bien hubo varias divergencias con respecto al concierto de Obras, el punto a destacar es la mayor conexión que existió entre los músicos y Tarja.

Posiblemente se los notó más afianzado como conjunto gracias a las giras y a las performances, brindando de esta manera un espectáculo más cálido y atrayente. Si continúa con esta formación, habrá que esperar para ver qué rumbo musical transitará su próximo disco. 

Por Daniel Grosso de la Redacción de El Acople

Fuente: www.elacople.com

0 comentarios:

Videos

Loading...

Venda sus productos de forma segura

Regístrese en PayPal y empiece a aceptar pagos con tarjeta de crédito instantáneamente.