advertencia legal

La intención de este sitio no es fomentar la piratería y la tenencia ilegal de música. El material que puede escucharse en el mismo es solo para dar a conocer y difundir los trabajos de las bandas de Heavy Metal que nos gustan, por lo tanto si te interesa lo que escuchas o ves compra el original y ayuda a que las bandas sigan trabajando para deleitarnos.

viernes, 27 de marzo de 2009


Antes del recital en el Quilmes Rock, cuando compartirá escenario con Iron Maiden, la banda habló con Terra desde Brasil. Green, el reemplazante de Cavalera en la voz, recuerda la experiencia de la banda en Argentina y promete: “Me gustaría volver este año, para tocar por más tiempo”. 

Tenía unos zapatos muy grandes que llenar. Pero eso no lo afectó. Hoy, a días de pisar Buenos Aires para tocar con Sepultura en elQuilmes Rock, Derrick Green parece haber conjurado la sombra de Max Cavalera (el vocalista original de la banda) y recuerda sus experiencias con el público argentino.

Los últimos años han sido cuesta arriba para el grupo. “Nunca fue fácil para Sepultura”, cuenta Green a Terra, al otro lado de línea, mientras para un taxi en Sao Pablo.

Allí, en pleno territorio brasileño, fue donde nació Sepultura, a instancias de los hermanos Cavalera. Max (guitarra y voz) e Igor (batería) comenzaron en los ochenta a darle forma al proyecto, que con el correr de los años ganó fama en todo el globo, como uno de los representantes más contundentes del deathrash, el heavy metal y el hard rock.

Pero diferentes cortocircuitos internos le cambiaron la cara a la banda. Igor fue el último de los miembros originales en abandonar el grupo, en 2006, y ahora Green es el referente de Sepultura, en cada ciudad que visitan.

“¿Cuándo empecé a sentirme cómodo en Sepultura? No sé si puedo pensar en un momento exacto. Creo que ahora tengo más libertad creativa, para aportar temas y sumar a la banda”, dice el cantante. “En los primeros años, era una nueva experiencia, recién estaba conociendo gente nueva, una cultura nueva, y estaba la presión de los fans y la prensa. Pero creo que lo hicimos bien, porque siempre quisimos formar un grupo.”

El 28 de marzo, Sepultura tocará en el estadio de Vélez, después de Horcas y O’Connor, y antes de Iron Maiden. En la segunda fecha del Quilmes Rock, la banda de Green promete ser uno de los platos fuerte del festival.

Esta no es la primera vez de la banda en Argentina. ¿Qué te acordás de la última vez?

- No es la primera vez que estamos en la Argentina, y ha pasado demasiado tiempo desde la última vez. Me acuerdo que tocamos con Metallica en River Plate. Fue increíble, en especial por la gente. Me acuerdo la reacción del público, son tipos muy entusiastas, muy apasionados los argentinos.

Esta vez, tocan en el Quilmes Rock, en la misma fecha que Iron Maiden. ¿Se sienten cómodos con el formato festival, o prefieren tocar solos?

- Tocar siempre es divertido, y más con Iron Maiden. Está bueno juntarnos y tocar los grandes hits. También vamos a tocar los temas de A-Lex. Me gustaría volver este año, para tocar por más tiempo para nuestra gente, en un concierto que dure más. Es una lástima que no tengamos tantos shows en Argentina.

En este próximo recital, ¿piensan dedicarse a la presentación de A-LEX, el nuevo disco o van a revisitar viejos temas? 

- Creo que haremos una mezcla, como venimos haciendo en los últimos shows. Además, las canciones nuevas van muy bien con las nuevas, por cómo suenan. Hay elementos, sonidos del pasado que reincorporamos en el nuevo material.

Van a tocar después de bandas locales como Horcas u O’Connor… ¿Escuchaste algo de ellos? 

- No las conozco, la verdad. Trataré de encontrar CDs y escuchar. Pero lo bueno es que en los festivales tenemos la oportunidad de escuchar bandas nuevas, conocer gente y recibir CDs. Siempre es interesante ver a gente nueva en vivo. Veremos con qué nos encontramos.

También formaste parte de otras bandas, como Outface, Alpha Jerk y Overfriend. ¿Qué diferencias encontrás entre aquellas experiencias y lo que te pasa ahora con Sepultura? 

- Es una historia larga. Ha sido intenso y dramático, por momentos. Tocar en otras bandas fue como una preparación para llegar adonde estoy ahora. Todo sucede por alguna razón. Creo que fui evolucionando con la música, tuve esa oportunidad, de seguir creando y generar nuevas ideas.

Cuando rompieron con el sello Roadrunner Records, Sepultura pasó momentos difíciles para seguir tocando. Entonces sacaron el proyecto Sepularmy, para apoyarse en la ayuda de sus seguidores… ¿Ese mal momento ya pasó? 

- Creo que Sepularmy fue muy importante, para que los fans ayudaran. Ha sido importante para nosotros, porque nos conecto con los fans.

Originalmente, Sepultura nació en Belo Horizonte y un poco la esencia de la banda tenía que ver con ese contexto, muy ligado a la pobreza de ese lugar. Ahora que cambiaron los integrantes, ¿cómo hacen para conservar ese legado crítico, sobre todo en las letras? 

-Hay un montón de temas sociales que siguen pasando. Lo vemos cuando viajamos y lo trasladamos a las canciones. Hemos estado en Cuba, en India, y en un montón de lugares donde pasan cosas. Somos testigos del mundo y lo trasladamos a la música. Siempre hay temas sobre los que escribir.

Ahora, vos naciste en Cleveland, y en los Estados Unidos la situación política cambió bastante. ¿Seguís eso? 

- Cleveland es la ciudad más pobre de Estados Unidos... Nací ahí, pero no he vuelto en mucho tiempo. Lo que sé, lo sé de amigos, de viajeros. Ahora estoy en Brasil, y hablo de eso. Pero no se trata de fronteras o límites, todos somos parte.

Además de Sepultura, parece que tenés un vínculo especial con Brasil…

- El motivo principal por el que estoy en Brasil es por Sepultura. Pero además me encanta Sao Pablo, la cultura brasileña, su gente. Es un país grande, que está creciendo. Es algo de lo que me gusta ser parte. Y me gusta más que la idea de volver a los Estados Unidos.

Por: Fernando Amdan.

Fuente: www.terra.com.ar

0 comentarios:

Videos

Loading...

Venda sus productos de forma segura

Regístrese en PayPal y empiece a aceptar pagos con tarjeta de crédito instantáneamente.