advertencia legal

La intención de este sitio no es fomentar la piratería y la tenencia ilegal de música. El material que puede escucharse en el mismo es solo para dar a conocer y difundir los trabajos de las bandas de Heavy Metal que nos gustan, por lo tanto si te interesa lo que escuchas o ves compra el original y ayuda a que las bandas sigan trabajando para deleitarnos.

viernes, 24 de octubre de 2008

Logos y el legado del metal argento

El cantante habló con 4AM a días del lanzamiento de su nuevo disco, y anticipando el show del sábado en Tucumán.
Es la voz, no caben dudas. La actitud, tal vez, no es la misma que cuando canta al frente de Logos, como lo hizo también en V8. Pero lo que dice, otra vez confirma que es él. Beto Zamarbide atiende el teléfono en el estudio donde está terminando de mezclar el nuevo disco de su banda, la que formó con el violero Miguel Roldán cuando V8 pasó a la historia. El sábado, a las 17, Logos regresa a Tucumán después de 12 años.El nuevo disco, que saldrá en noviembre con el nombre de “A través de los tiempos”, contiene 16 temas. Once son históricos de Logos, y cinco de V8, todos en nuevas versiones. “Son los temas que nos acompañaron toda la carrera y son parte de nuestro repertorio siempre”, confirma.Cuando habla de la banda que creó el metal argentino, a principios de los 80, se le enciende la voz. “Con una chapa así a uno le debe servir para hacer cosas copadas; es un tributo al público hacer las cosas cada vez mejor”, dice, y cuenta que los temas de V8 que hace actualmente son de “El fin de los inicuos”, el último disco de aquella banda, que no salió como ellos querían por las presiones de la compañía discográfica. “Era un demo, estábamos probando, y eso se editó; por eso ahora lo queremos grabar bien, con un toque más moderno. Ya van a ver cuando escuchen ‘Reina ciega’...”, anticipa.Beto empieza a hablar de V8 con timidez, y no se hace cargo al toque de su rol de pioneros o creadores de un estilo. Pero después se embala. “Vivimos la transición del rock pesado al heavy metal, le dimos el desarrollo, y terminamos siendo el primer grupo de thrash de Argentina... y del mundo uno de los primeros. Fue por el estereotipo punkie, por las letras sociales”, confirma.“Y Logos es estrictamente heavy, porque fue la evolución de lo que venía de V8, fue la continuidad con nuestros parámetros”, sostiene quien a los 48 años afirma que nunca va a cansarse del heavy. “Esta semana estuve escuchando a Judas Priest; tienen 60 años y tocan cada vez mejor”, ejemplifica.Aunque desde siempre Beto cantó temas que denunciaron la crisis social del país y hablaron de la religión, eso se intensificó con Logos. “En aquel momento nos hicimos cargo de la realidad que nos tocaba vivir. Cuando empezamos venían los pibes de Malvinas que nos pedían que contemos lo que les había pasado; estábamos en un país con desaparecidos, torturas, muerte en la calle, falta de trabajo... Fue un proceso sistemático de destrucción de la sociedad”, señala.Y a renglón seguido manda una explicación aún más profunda: “tratamos de ir viendo el mal generalizado que vive el mundo y mantenernos sanos”. “La cultura del reviente, la marginalidad y la exclusión con formas de violencia tan grande... y el mensaje desde el escenario es crucial, no solo en Argentina, porque la globalización se defiende desde palcos, y hace mucho que se está resquebrajando y deriva en debacle el sistema increíble, con más excluidos con hambre, adicciones y alcoholismo, que se promueven como algo cool. Nuestra postura es rescatar y volver al nexo social, de eso hablamos, no del apocalipsis, porque la mitad de los chicos de nuestro país siguen por debajo de línea de pobreza; es un sistema para pocos”, dice sin encolerizarse, pero mostrando su malestar.El objetivo personal y grupal es, según explica, “restaurar con compasión y cariño los valores perdidos como seres, para que no te maten para robarte un par de zapatillas”.Esa postura fue la que definió al metal argentino, tan lejano a los relatos fantásticos de hadas y dragones del europeo y de gran parte del norteamericano. “Fuimos y somos la voz de la calle, muy punk, sin tanta fantasía Disney”, recalca.Beto cuenta que hace poco estuvo con Gustavo Rowek (ex batero de V8 y de Logos, actualmente en Nativo), que se cruzó con Walter Giardino (violero, en Rata Blanca), que a Ricardo Iorio (bajista, en Almafuerte) no lo ve desde hace más de 15 años. Pero confirma que un regreso de V8 no parece algo posible. “No creo que haya posibilidad de volver, no me parece película copada, porque faltan figuras fundamentales del concepto V8, como Osvaldo (Civile, muerto en 1991), y no creo que podamos llegar a recrear lo que fue ese V8 que la gente conoció”, confirma Beto, amable, antes de despedirse.

1 comentarios:

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Hola!! Buen blog el tuyo el pásate por el mío, seguro que te gustará.

Saludos desde:

http://cinemaworldycomics.blogspot.com/

P.D.: Si te gusta, vótame en la categoría de Mejor blog de cine" a continuación:

http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/resultado-busqueda/Cinemaworld+y+C%F3mics+/

Muchas gracias

Videos

Loading...

Venda sus productos de forma segura

Regístrese en PayPal y empiece a aceptar pagos con tarjeta de crédito instantáneamente.