advertencia legal

La intención de este sitio no es fomentar la piratería y la tenencia ilegal de música. El material que puede escucharse en el mismo es solo para dar a conocer y difundir los trabajos de las bandas de Heavy Metal que nos gustan, por lo tanto si te interesa lo que escuchas o ves compra el original y ayuda a que las bandas sigan trabajando para deleitarnos.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Juventud sin juventud


El cantante de Lethal y el violero de Calvario, juntos: cruce entre dos generaciones de metaleros.

Dos generaciones, separadas por la edad y unidas por el metal (y el largo del pelo): en los camarines de un boliche de "Palermo H" (se entiende, de heavy) el Sí! reunió a dos exponentes de distintas épocas. Los '80, representados por "Tito" García (50), voz del grupo Lethal, y el tercer milenio, con el "Colo" Lionetti (21), violero de Calvario. Ambos tocarán el 26 y el 27 de diciembre en el festival Metal para Todos 2 en el Teatro de Colegiales. "Podrías ser mi hijo", se ríe Tito por la diferencia de edad (casi 30 años), mientras se baja de una moto chopera que encaja con el combo campera de cuero + tatuajes + pelo largo encanecido a puro viento y headbanging.

Desde 1999 que Lethal no edita un disco. El último fue Lethal 5.0 que, según el cantante, no tuvo la aceptación que esperaba. "En ese momento se hizo un hueco en la escena metal", dice Tito, que recuerda cuando hizo cuatro Obras teloneando a Sepultura en 1994 y lo vieron 4.000 heavies por show: "Una semana después tocábamos para cien. Era inexplicable". Ese es uno de los vericuetos de esta escena que se renueva con sangre joven como la del "Colo", que se sumó a Calvario en mayo del año pasado para hacer una mezcla de thrash y metalcore. "En un año teloneamos a Amon Amarth, Calibán y El Niño. Estoy ansioso por tocar en el festival", dice este veinteañero que volantea a la salida de todo show. Tito y El Colo coinciden en que la banda es como su familia. Y reclaman un mayor apoyo y difusión del metal por parte de los medios masivos. "El metal siempre fue una cosa de aguante aunque es un género marginado. Los fanzines y las radios alternativas nos ayudan muchísimo", coinciden.

Tito siente que hay una especie de reflote del metal en estos momentos y que la escena es algo caudillista. "Almafuerte toca para 5.000 personas; Horcas, de 600 a 1.000; y nosotros, 300. Sufrimos la discriminación de no ser un grupo ex V8", se queja. Los músicos también apuntan a un público fiel, aunque algo garronero. "Algunos se escabian y cuando les querés cobrar entrada (¡15 pesos!) los tenés que dejar entrar casi gratis porque 'es del metal, del aguante'. Sigue pasando, y cansa", coinciden.

Por: Pablo Raimondi

Fuente: www.si.clarin.com

0 comentarios:

Videos

Loading...

Venda sus productos de forma segura

Regístrese en PayPal y empiece a aceptar pagos con tarjeta de crédito instantáneamente.