advertencia legal

La intención de este sitio no es fomentar la piratería y la tenencia ilegal de música. El material que puede escucharse en el mismo es solo para dar a conocer y difundir los trabajos de las bandas de Heavy Metal que nos gustan, por lo tanto si te interesa lo que escuchas o ves compra el original y ayuda a que las bandas sigan trabajando para deleitarnos.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

El fín de semana del metal

El sábado y el domingo, en The Roxy, se llevó a cabo una nueva edición del Metal Para Todos. El festival, que reunió a más de 50 bandas y duró alrededor de 20 horas, contó con el cierre de Almafuerte en ambas fechas.

Después de la buena aceptación que tuvo la primera edición del Metal Para Todos, la producción decidió doblar la apuesta, agregando una jornada más. Para asegurarse una gran asistencia se aseguraron la presencia de uno de los grupos más importantes de la escena metalera local: Almafuerte.

Primer round

Al igual que el año anterior, los grupos se repartieron en dos escenarios. El secundario, ubicado en la planta superior y llamado “Charly Guillen” (ex guitarrista de Lethal, que falleció en enero de 1996), aglutinó a las bandas de poco renombre (varias de ellas del interior). A su vez, el principal, denominado “Norberto Pappo Napolitano”, juntó a agrupaciones de mayor convocatoria y trayectoria. Trece conjuntos pasarían por cada uno de ellos.

En el escenario secundario se inauguró la fecha a partir de las 13.10. Desde Tucumán llegaron los muchachos de Viento Cruel, y desde Córdoba, la gente de Maza. También las bandas de los ex tuvieron su lugar, como los ex Extinción, Aguaviva, y los ex Vorax, Killing Season. A no olvidarse de los sonidos más actuales con Resurrección Agonizante, Prog Nois, Calvario y Bruthal 6. Sin embargo, la gente de Abeydon, con su clásico heavy metal, fue el grupo que más público acercó a la planta alta.

Desde las 13.35 en adelante pasaron por el escenario central Montreal, Sissi Hansen, Sauron, Culebra, Paranoia y Seyer. A partir de la séptima banda, tal como estaba anunciado en el flyer, empezarían los platos principales.

Los ex Jesus Martyr, Fin Du Monde (con el cantante de Avernal) captaron la atención con una propuesta extrema y directa, aunque igual de atractiva. Sonaron canciones de su disco debut próximo a salir, como “Ataque sorpresivo" y "Lycanthropus".

Con la presencia de Razones Concientes se verían los primeros pogos importantes de la velada. La dupla Antonio Romano y Eddie Walker atrae con su pasado y enloquece con su presente. Su clásico heavy metal se reconoció en “Por los siglos de los siglos” y “Vuelta al barrio”. Se despidieron con “Masa anestesiada”, de Hermética (con Walter Meza).

Desde sus inicios extremos en 1993 a hoy, Avernal ha modificado bastante su sonido. Su death metal ha derivado en un death n’ roll que atrapa y genera más aceptación. “Voracidad” y “Tal vez una mañana apriete el gatillo” son dos buenos ejemplos. El público, que no los conocía, se sorprendió por su propuesta rockera y ganchera.

Con sólo dos discos de estudio, Plan 4 ya cuenta con un set potente y demoledor. “Destino”, “Entre la vida y la muerte” y “Más allá de la razón” son canciones que en vivo no defraudan. La gente también lo entendió así y las disfrutó a pleno. Su cantante, Knario, continúa con su energía característica desde los tiempos de Raíz, que en “Walk” (cover de Pantera) quedó evidenciado.

Las viejas canciones de Imperio como “Para mi gloria o mi fracaso" o "Paz en la tormenta” permanecen intactas en el corazón de sus seguidores (lo reflejaron el sábado). Ahora habrá que ver qué sucederá con el nuevo material, a salir en marzo de 2010. Al menos “Una victoria” (el adelanto) causó buena impresión.

Con casi 20 años de trayectoria, Tren Loco tiene un grupo de fieles seguidores que los idolatran y los siguen a todos lados. “Antihéroe”, “Fuera de la ley” o “Barrio bajo” fueron entonadas a rabiar por los acérrimos fans. A pesar de que el audio no fue el ideal, la algarabía de los muchachos ocultó cualquier inconveniente técnico.

Almafuerte, la única banda que tocó con el telón de fondo y con su propio backline, conformó al público con un set parejo y repleto de hits (“Triunfo”, “Si me estás buscando…”, “El visitante”, entre otros). Ricardo Iorio, con sus habituales comentarios, y Claudio Marciello, con sus armoniosos y talentosos solos, se destacaron como de costumbre.

La noche del domingo

Mientras en el escenario principal uno de los guitarristas de Ian, Sergio Berdichevsky, y el bajista de la banda, Germán García, ofrecían un espectáculo aparte, arriba del escenario secundario Coalission taladraba y destruía tímpanos desprolija e impiadosamente.

Ese show en particular del mencionado dúo de Ian consistía en sus fachas disímiles que coincidían en una misma actitud: Berdichevsky, pelado como asfalto, y García, dueño de una melena propia de sirena; ambos con una imborrable sonrisa auténticamente de oreja a oreja, correteaban y saltaban por el escenario sin cesar e incluso en más de una ocasión improvisaban una coreografía de circo para tocar sus instrumentos.

Por su parte, simultáneamente, Coalission mostraba una pasional versión de “Vientos de poder”, de Hermética, que hacía poguear con violencia a los que se apartaban de la masa principal de público, subían la escalera de The Roxy, se adentraban en el escenario minúsculo y disfrutaban de mayor potencia sonora y gozaban de exclusivas comodidades, como ningún tipo pegado encima, aire acondicionado, sillones, choripanes y cerveza libre. Tal vez, a partir de sillones en adelante los cronistas hayan alucinado, producto de escuchar más de diez horas de metal por día.

La cuestión es que así como Ian y Coalission intercambiaban canciones, gritos, pausas, sudor y algún que otro espectador, así también lo hicieron previamente Jason y Targo, Betrayer y Amanecer Eterno, Mastifal y Armadura y decenas de grupos heavys más, en lo que fue la segunda y última jornada del Metal Para todos 09, que tuvo lugar el domingo desde las dos y media de la tarde hasta las once y media de la noche.

Lethal se hizo cargo del protagonismo de la jornada cuando ya no había más música en simultáneo y todo lo que sucedía se reducía al lugar central; entonces, de la mano del carisma de Tito García y Eddie Walker, el grupo brindó una hora de lo más destacado del festival.

Mientras García intercambiaba sus vociferaciones con comentarios como “Esperemos que el año que viene se cumplan todos sus proyectos. Nosotros sabemos que el año que viene nos van a cagar igual, pero nos chupa un huevo porque tenemos aguante”, Walker, poseído, se golpeaba la pelada con fuerza.

Finalmente, llegó el turno de Almafuerte: la cuestión empezó fallida porque la guitarra de Claudio Marciello no se escuchaba; Ricardo Iorio, visiblemente ofuscado, luego de dos canciones pidió perdón y cinco minutos “para arreglar este quilombo”. Al rato, los telones volvieron a correrse y continuó el concierto, también con problemas de sonido que hicieron que el cantante le realice señas de despido al sonidista, que “sudaba como una ballena en ascensor”.

En esta ocasión, el grupo hizo un repertorio de poco más de una hora de duración, que incluyó sus clásicos de siempre, como “A vos amigo”, “Almafuerte” y “El visitante”. Y nuevamente, como de costumbre, la mayor parte del recital consistió en temas del último disco de la banda, “Toro y Pampa”.

Por Daniel Grosso y Augusto Do Santos para la Redacción de El Acople

Fuente: www.elacople.com

0 comentarios:

Videos

Loading...

Venda sus productos de forma segura

Regístrese en PayPal y empiece a aceptar pagos con tarjeta de crédito instantáneamente.