advertencia legal

La intención de este sitio no es fomentar la piratería y la tenencia ilegal de música. El material que puede escucharse en el mismo es solo para dar a conocer y difundir los trabajos de las bandas de Heavy Metal que nos gustan, por lo tanto si te interesa lo que escuchas o ves compra el original y ayuda a que las bandas sigan trabajando para deleitarnos.

sábado, 15 de agosto de 2009

Primal Fear, regreso triunfal

Primal Fear tocó por segunda vez en nuestro país el pasado sábado en el Teatro Flores. Estuvieron acompañados de sus compatriotas de Sinner.

Habían pasado más de cinco años del primer y único concierto de Primal Fear en Argentina; por eso, la expectativa por verlos nuevamente era grande. Desde aquella vez habían editado tres nuevos discos de estudio (“Seven seals” -2005-, “New religion” -2007- y el reciente 16.6 - Before the devil knows you're dead), por lo tanto el show iba a ser totalmente distinto a aquel.

Distintas vertientes

Dhak fue la primera en subir a escena minutos antes de las 18. Lideradas por su guitarrista Alejandro Roldán, creador y único integrante original, tocaron todos temas propios, además de conseguir un sonido adecuado para la ocasión. Como un hecho inusual y extraño, sus integrantes regalaron parte de sus instrumentos en el final del set (al menos guitarra, bajo y palillos).

Helker ocupó el segundo lugar de la grilla. A base de canciones poderosas y un audio impecable (aunque excesivamente fuerte por momentos), conquistaron a la monada presente. Su cantante, Diego Valdéz, con su gran caudal de voz, fue fundamental para ello. Su power metal quedó bien reflejado en melodías como “Prisionero”, “Traición” y “Contra la corriente”. Gracias a su segundo disco, “Resistir” -2008-, se están afirmando en la escena.

Luego llegó el turno de Falcón, quienes con su tradicional heavy impactaron de movida. Sin embargo, su imagen fue desdibujándose a medida que los minutos pasaban. Interpretaron canciones de su disco debut, “Amo de los cielos” (en septiembre estará en la calle), tales los casos de “Invencibles” y“En la noche”. Con el cover de Judas Priest, “Riding on the wind”, se vieron algunos pogos.

Buen condimento

El bajista de Primal Fear, Mat Sinner, previo a subir con su banda principal, se dio el gusto de debutar en nuestro país con su grupo de siempre, Sinner, que formó allá por 1982. Centró su set en las canciones de su última placa,“Crash & Burn” -2008-, como la que le da título al disco, “Connection”y“The dog”. Mat, además de tocar el bajo, es el encargado de las voces y del feedback con el público.

Lograron un buen sonido durante los 55’ de show, aunque al inicio le faltaba un poco de potencia. El también Primal Fear, Henny Wolter, aportó lo suyo. A diferencia de su otra banda, el género por el que circulan es un hard rock ganchero a medio tiempo. “Born to rock” y Knife in my heartson dos buenos ejemplos.

Mat, como todo buen frotman del palo, hizo participar al público en diferentes oportunidades. A pesar de que éstos desconocían en su mayoría las composiciones, se engancharon con este juego. La canción “Germany rocks”pasó a llamarse “Buenos aires rocks” para la ocasión (en cada ciudad que tocan realizan lo mismo). Para el cierre llegó la versión de Billy Idol, “Rebel yell” –según muchos su tema más popular-. Para estas últimas, la gente se copó por demás.

¡Valió la pena esperar!

Tras 20 minutos de break, se apagaron las luces del local cuando el reloj marcaba 21:35. A partir de allí comenzaron a sonar los 49” que dura la introducción Before the devil knows you're dead”, que abre su nuevo CD. Primal Fear ya estaba en escena con la poderosa y riffera “Under the radar”, más allá de que la voz de su cantante, Ralf Scheepers, estaba un poco saturada.Continuaron con Batallions of hate” y Killbound”.

La postura y la imagen de Scheepers imponen respeto a primera vista, que con el transcurso de las melodías se transformó en admiración. Es imposible no mencionar las influencias de Rob Halford (voz de Judas Priest), aunque su personalidad avasallante tapa cualquier crítica. A sus fans les costó entrar en ritmo, ya que recién en la quinta melodía, “Nuclear fire”, alcanzaron un alto nivel de participación.

Al grupo lo completan los nombrados Sinner y Henny Wolter, el bateristaRandy Black y el reemplazante Alexander Beyrodt, en guitarra, -ex Silent Force- en lugar del sueco Magnus Karlsson, quién debió dejar la gira debido a su reciente paternidad. Sonaron de manera contundente y precisa, mostrando sus años de giras constantes. Todos los músicos tuvieron su momento particular. El juego de guitarras entre Wolter y Beyrodt fue lo más destacado.

La pasión del público argentino los hizo emocionar en todo momento. Ralfmostró su alegría por tanto cariño de forma continua. Cuando sonaban temazos como “Angel in black” y “Fighting the darkness”, la masa enloquecía.

Después de la locura que se vivió con “Metal is forever”, llegó el plano acústico de la mano de la balada “Hands of time”, incluida en el reciente álbum, con las voces de Ralf, Matt y de Wolter intercalándose. Con las sillas a un lado, retomaron el eléctrico con las finales Running in the dust” y“Chainbreaker. Tanto sus músicos como sus fans estaban extasiados tras el acorde final.

Primal Fear dejó harto satisfechos a sus deseosos fans con su adrenalínico e interactivo concierto de 105 minutos, el cual recorrió parte de su discografía, aunque centrándose más en sus últimas placas. Cuando una banda se entrega de tal manera, el resultado no puede ser malo. Por más que muchos los objeten por sus influencias marcadas, la banda alemana tiene sus propios dotes musicales que los llevaron a ser reconocidos mundialmente.

Para Redacción de El Acople Daniel Grosso

Fuente: www.elacople.com

0 comentarios:

Videos

Loading...

Venda sus productos de forma segura

Regístrese en PayPal y empiece a aceptar pagos con tarjeta de crédito instantáneamente.